Si tu perro te mira mientras hace del baño, tienes que saber esto. ¿Nadie se lo imaginó?

Todo dueño de perro vive esta situación a diario: sales de paseo con tu perro y, de repente, empieza a mirar nervioso alrededor, da unas vueltecitas sobre sí mismo y curva el lomo antes de empezar a hacer sus cositas.

Pero en lugar de concentrarse en lo suyo, tu mejor amigo se queda mirándote fijamente a los ojos.

Si también te has preguntado alguna vez por qué hace esto, estás a punto de recibir unas cuantas respuestas.

En 2009 un grupo de científicos llevó a cabo un estudio sobre el contacto ocular entre el perro y el ser humano.

El estudio les permitió descubrir que este gesto produce una reacción psicológica similar que la de una madre con sus hijos.

Por otro lado, significa que tu perro te ve como una figura paternal o maternal y tú, aunque a menudo de forma inconsciente, lo ves como a tu hijo.

Pero hay otras posibles causas:  la mayoría de los perros recibían premios cuando eran cachorros después de hacer sus asuntos. Sin embargo, en cuanto aprendieron a hacerlo bien, los premios cesaron. Sin embargo, tu perrito aún no ha perdido la esperanza y sigue mirándote con sus gigantes ojos a la espera de volver a recibir una de esas ricas recompensas.

 

También podría deberse a que buscan confirmación. “¿Puedo dejar mi regalito aquí?”, parece estar preguntando con seria expresión. Y es que, por supuesto, hubo veces en las que lo hizo donde no debía y ahora tiene miedo de hacerlo en el lugar que no es.

Otro motivo puede ser el instinto del perro de mirar a su alrededor. Y es que al agacharse se siente vulnerable. Por miedo a que le ataquen por detrás, te observa para asegurarse de que estás ahí y podrás salvarlo en caso de emergencia.

O quizás seas tú el que lo estás observando y tu perro responde así. Puede que tu peludo amiguito quiera un poco de privacidad. Esta puede ser también la razón por la que nuestro perro siempre quiere seguirnos al baño. Es su venganza por no tener espacio personal. ¿Quién quiere que lo observen mientras se ocupa de asuntos tan privados?

O quizás seas tú el que lo estás observando y tu perro responde así. Puede que tu peludo amiguito quiera un poco de privacidad. Esta puede ser también la razón por la que nuestro perro siempre quiere seguirnos al baño. Es su venganza por no tener espacio personal. ¿Quién quiere que lo observen mientras se ocupa de asuntos tan privados?